¿Te has preguntado alguna vez qué te aportaría el feedback de quiénes te rodean? ¿Te has planteado preguntar qué podrías potenciar para seguir avanzando y qué tendrías que trabajar para mejorar? ¿Te lo has preguntado a ti? 

En Coaching definimos feedback como un proceso continuo que aporta un espacio de entendimiento y comprensión del otro, enfocado al futuro y dirigido al hacer. Es una percepción contrastada con hechos, de ahí la importancia de ejemplificar todo aquel feedback que aportemos.

Hacer un autofeedback, sin críticas ni juicios, te facilitará comprender cuáles son tus aspectos positivos, aquellos que buscarás mantener, reforzar y fortalecer, así como conocer aquellos aspectos susceptibles de mejora, para evolucionarlos y desarrollarlos.

Dar y recibir feedback es crucial en las empresas, mejora el rendimiento, desarrolla el talento, alinea expectativas e incluso aumenta resultados.

Es importante recibirlo como un regalo que nuestro entorno profesional nos regala, que nos va a permitir seguir avanzando hacia nuestro objetivo de una manera más productiva.

Sheila Heen y Douglas Stone en la Harvard Business Review nos dan 6 consejos para recibir este feedback como el mejor de los regalos:

  1. Re-conoce tus reacciones. ¿Tiendes a rebatir el feedback en un primer momento y luego valorarlo? ¿O lo aceptas de manera inmediata y luego consideras que no es válido?
  1. Diferencia el “qué” del “quién”. Si los comentarios son constructivos y el consejo es sabio, ¿qué importa quién lo entregue?
  1. Recíbelo en “modo Coaching”. El coaching te permitirá aprender y mejorar, acompañándote en un juego a un nivel superior, aprendiendo de ese feedback y buscando la manera de potenciar tus fortalezas y trabajar tus áreas de mejora.
  1. Analiza el feedback. A priori podemos no tener claro si es positivo o negativo, aunque lo aceptemos o rechacemos. Por ello, te invito a analizarlo tranquilamente, para entenderlo de la mejor manera posible, para sacar tus aprendizajes, tus retos, tus acciones.
  1. Atrévete a pedirlo. Encuentra oportunidades para preguntar y mejorar, es una de las mejoras maneras para aprender como avanzar, crecer o transformarte profesionalmente.
  1. Toma pequeñas acciones sobre tu feedback. Coaching es “acción para el aprendizaje”, por eso, en todo te vamos a retar a buscar acciones después de ese aprendizaje. En el caso del feedback, después de haber trabajado para solicitar y recibir esos regalos constructivos, aunque a priori sea difícil descubrir cómo potenciar, mejorar o modificar lo recibido, te animo a diseñar pequeñas acciones para averiguarlo.

¿Quieres saber más sobre Feedback? ¿Conocer las diferentes herramientas que puedes aplicar en el trabajo o con tu equipo? Déjame tu comentario. 

Deja un comentario